la Luz

¡ALEGRÉMONOS! QUE SALTE DE GOZO nuestro corazón sumido en la tiniebla de nuestra desesperanzada rutina de la vida: la Luz viene a acampar entre nosotros. Entre nosotros quiere poner su morada.

Viene a iluminar nuestros ojos enturbiados por el escepticismo.

Viene a iluminar la penumbra de nuestros cansancios y nuestros miedos.

Que el desierto de nuestra soledad interior prepare caminos a la Luz.

Luz que penetre en la hondura de los valles de nuestra mediocridad, descubriendo los tesoros que nuestra pereza oculta en su espesura.

Luz que abaje los escabrosos montes de nuestra suficiencia, donde se encubre el oscuro bandidaje de nuestro egoísmo, acechando siempre en puerta ajena.

Dejémonos cortejar por la Luz. Mirémosla venir brincando sobre los collados de nuestra indiferencia. Se para a nuestra puerta, cerrada por nuestras comodidades y recelos; atisba por la celosía de nuestra cámara interior, allí donde yace adormecido nuestro espíritu. Que al menos vele nuestro corazón en su esperanza.

—Mira que estoy a la puerta y llamo. Si me abres te invadirá la claridad del nuevo día que te ofrezco.

Si respondemos con la lentitud de nuestro adormilamiento, al llegar a la puerta, la Luz habrase ido de largo.

.

Isabel Guerra: “El libro de la PAZ INTERIOR” (Ed. Styria)

Anuncios
Published in: on 1 junio, 2012 at 2:15 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://espiritulecturas.wordpress.com/2012/06/01/la-luz/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: