fundamentalismo

ES PROBABLE QUE QUIEN SE HAYA VISTO SOMETIDO en la infancia al fundamentalismo religioso de una comunidad galesa tradicional se encoja secretamente cuando oye pronunciar la palabra religión. Mi familia había dejado más o menos una generación antes la vida de criadores de ovejas en las laderas plagadas de helechos, pero sus actitudes se habían mantenido invariables, junto con la convicción de que no hacía falta más que una estricta observancia maquinal de los preceptos de su religión, para asegurarse un lugar apropiado a la derecha de Cristo en su gloria. La generación más joven daba poca importancia a sus ideas religiosas. Lo que resultaba sumamente molesto era que santificaran las  fiestas, una práctica larga y agotadora en la que todas las formas de placer quedaban escrupulosamente suprimidas. Se prohibían los juegos y se excluía la música (incluso los silbidos), aparte del tecleado de himnos religiosos al piano. Cuando, al hacerse los niños mayores, pasó a considerarse sospechosa la evasión intelectual, se cerraba con llave la biblioteca el domingo y sólo se podía leer el Christian Herald durante el largo período de inactividad que había entre las visitas a la capilla. Los servicios religiosos eran un asunto muy serio. Cuando el reverendo Davies pedía a su congregación que amara al prójimo, conseguía que la palabra amor pareciera odio. Predicaba a gente despiadada y sin imaginación, pero incluso con esa calumnia al cristianismo, era lo suficientemente mayor ya para que me asombrara que me obligaran a oír un sermón sobre «el pecado del perdón», que se aclamaba en el templo con una ovación puestos en pie.

.

NORMAN LEWIS: “Un imperio de Oriente” (Ed. Península)

Anuncios
Published in: on 30 mayo, 2012 at 6:30 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://espiritulecturas.wordpress.com/2012/05/30/207/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: