liderazgo

NO CREO QUE HOY EN DÍA UN COMANDANTE pueda inspirar a grandes ejércitos, o unidades aisladas, o incluso a hombres individuales, y llevarles a alcanzar grandes victorias, si carece de un correcto sentido de verdad religiosa; debe estar preparado para reconocerla, y conducir a sus tropas a la luz de esa verdad. Debe tomar siempre el pulso espiritual de sus ejércitos; debe estar siempre seguro de que el propósito espiritual que les inspira es correcto y verdadero, y que es claramente expuesto a todos. Sin llevar esto a cabo, no puede esperar ningún éxito perdurable. Según creo, todo liderazgo está basado en la cualidad espiritual, en el poder de inspirar a otros a seguirle a uno; esta cualidad espiritual puede ser para el bien, o para el mal. En muchos casos en el pasado, esta cualidad ha sido dedicada a fines personales, y ha sido parcial o totalmente mala; cuando esto ha sucedido, al final ha fracasado. El liderazgo dedicado al mal, aunque pueda tener éxito temporalmente, siempre lleva consigo la semilla de su propia destrucción.

.

Bernard L. Montgomery: “The memoirs of field marshal MONTGOMERY”

Anuncios
Published in: on 7 febrero, 2012 at 2:35 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://espiritulecturas.wordpress.com/2012/02/07/176/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: